La forma más fácil de adoptar

Encuentra la mascota que necesita tu adopción

Cereza

Cereza fue encontrada abandonada con sus tres cachorros. Una asociación se hizo cargo de los cachorros pero la madre, al ser más difícil de encontrar adopción que ellos, nos hicimos cargo de ella con el fin de brindarle la oportunidad de ser feliz en un hogar. Cereza es una perrita de tamaño medio (16 kg), súper cariñosa y agradecida que, después de tanto sufrimiento, valora muchísimo cualquier caricia. Se encuentra en una Residencia, por lo cual, busca acogida y/o adopción responsable donde no vuelva a sufrir nunca más. Se encuentra en Granada pero puede viajar a donde sea necesario para encontrar a su familia ideal.

Mitoko

Motoko no es una gata joven pero aún así, es cariñosa, ronroneadora, ¡le encantan las caricias! No maulla si se queda sola, por lo que no es ruidosa, ni nerviosa (todo lo contrario). Se duerme cerca de la ventana y luego te espera con su mirada sonriente a que le eches su comida. Motoko ha sufrido mucho a lo largo de su vida, cuando fue rescatada pasó por varias personas que no supieron hacer lo correcto e incluso empeoraron su situación. Sin embargo, por suerte para esta preciosa gatita, una de nuestras voluntarias decidió ayudarla y tenerla en acogida. Gracias a ella, Motoko recuperó su salud y, aunque necesita algunos cuidados especiales, puede llevar una vida normal, a pesar de que la irresponsabilidad humana le había costado perder sus dientes y quedarse ciega de un ojito. Busca su final feliz, una adopción muy responsable, que esté [email protected] a ver todo lo que puede aportar esta dulce gata. Por favor, ayuda a Motoko a encontrar un hogar, todos merecen una oportunidad. Se encuentra en Granada pero puede viajar a donde sea necesario para encontrar a su familia ideal.

Solero

Solero vagaba solo buscando comida en una zona bastante peligrosa debido a la gran cantidad de tráfico... Nuestros compañeros consiguieron ganarse su confianza poco a poco hasta conseguir rescatarlo. A pesar de su cortísima edad, ha debido sufrir mucho en la calle puesto que es desconfiado con las personas y tiene mucho miedo... Aún así, cada día mejora un poquito. Por ello, necesita una adopción en un hogar con experiencia en gatos, con personas que tengan paciencia para ir ganándose poco a poco su confianza y que le demuestren a Solero que no todos los humanos somos iguales... Sabemos que en algún lugar tiene que estar esa persona que se enamore de él y quiera ayudarlo a ser el gato que realmente debe ser. Se encuentra en Granada pero puede viajar a donde sea necesario para encontrar a su familia ideal.

Catorce

¡Miaaau a todos! Mi nombre es 14, y tengo 7 meses, aunque aparento 4 porque soy muy pequeñita. Vivía en la calle con todos mis amigos y familia gatuna, y todos los días íbamos al bar de la avenida a comer los restos del día. Un día tuve la mala suerte de que un coche me atropelló, y desde ese día, mis patitas de atrás no responden. Ese día cambió mi vida para siempre, porque consiguieron rescatarme y llevarme al veterinario, donde me cuidaron unos pocos días hasta que mi mamá de acogida vino a por mi. Desde que ella me acogió, ha hecho todo lo posible por mejorar mi vida, y... ¡Ha superado con creces mis expectativas! Y claro, de estar en la calle pasando frío y comiendo basura, a tener una cama calentita y comida muy muy rica, es normal que haya sido un cambio enorme para mi. Soy muy cariñosa y buena y me llevo bien con mis hermanos gatunos temporales, me paso el día ronroneando y haciendo unos maullidos muy amorosos. Me encanta que me den mimos y besitos. Puedo caminar arrastrándome con las patitas de delante e incluso he llegado a trepar a la cama de mi mamá de acogida, soy todo una campeona y muy luchadora. Me han puesto un pañal porque no controlo bien los esfínteres, pero eso no me impide arrastrarme ni hacer mi vida normal. Ahora estoy buscando una casita para siempre, con alguien que esté dispuesto a cuidarme mucho y darme muchísimo cariño. Necesito alguien responsable, que sepa lo que implica cuidar de una gatita como yo y hacerlo con toda la delicadeza y el amor del mundo. Si esa persona eres tú, te estaría eternamente agradecida. Escríbenos si crees que lo eres. También puedes ayudarme donando pues soy una gatita con muchas ganas de vivir por lo que voy a necesitar varias sesiones de rehabilitación.

Timbo

Soy Timbo y NECESITO TU AYUDA soy la última incorporación a la familia de Maullidos. Alguna vez fui un gato de hogar, tenía una familia, una camita y cariño o eso crei. Al no ser castrado mi instinto me ha llevado a salir y recorrer distancias en busca de novieta hasta que un día ya no supe volver a mí hogar. Pensé que me buscarían al notar mi ausencia pero no fue así, antes era regordete y he podido mantener un poco el tipo colándome en las casas para comerme el pienso de otros gatos. La persona que me ayudaba alimentandome buscó por muchos meses a mi familia sin éxito, nadie me reclamó . Estar en la calle es difícil más en invierno sin refugio, con el frío y peor con las lluvias, los gatos nos peleamos por buscar el mejor cobijo y así me ha quedado la cara , con las marcas para defender mis ganas de querer dormir resguardado del tiempo. Soy doble positivo, es lo que te deja la calle y las peleas con otros gatos, pero eso no me impide poder ser adoptado o acogido en lo que encuentro nuevamente el amor de los humanos que una vez perdí. AYUDAME a buscar una ACOGIDA URGENTE, realmente lo necesito. Si no tienes gatos y me quieres dar una oportunidad de mejorar mi vida mientras encuentro un hogar definitivo pregunta por mi. Soy súper cariñoso y tranquilo, ya me han castrado y sobre todo estoy vivo y feliz de que mi suerte este cambiando. ¡Ayúdame y compárteme!

Max

Hola Soy Max! Soy super sociable y cariñoso, me gusta que me presten atención por lo que he aprendido a llamarte con mi manita si quiero mimos. Una de nuestras voluntarias me vio y robe su atención por lo mono y sociable que soy así que decidieron meterme al programa de acogidas de la asociación. He vivido en las calles de Granada y varias personas han sido quienes me han ayudado a sobrevivir alimentándome incluso viniendo desde lejos para procurar mi bienestar… Estas mismas personas que me alimentaban me han hecho el favor de castrarme, asi que no dejo hijitos por ahí sufriendo. Soy positivo a Inmuno, pero quiero decirte que no es un impedimento para ser adoptado en una familia que no tenga gatos o que tenga otros gatos positivos. Sabes que ser positivo no te supone ningún riesgo y para mi como gato pues significa que porto un virus en mi organismo, no es otra cosa más que eso. Puedo tener una vida normal como cualquier otro gato y sobre todo darte mucho amor. Te invito a conocerme más a fondo siguiendo mis publicaciones, y ayúdame a compartirme entre tus [email protected] para que sea visible y pueda encontrar un hogar.

¡Comparte!

Puedes compartir la página actual en twitter o en facebook de esta forma compartes unicamente los anuncios que te interesen.